Los convenios entre entidades aseguradoras españolas para la determinación de culpabilidad en accidentes entre vehículos españoles (daños materiales).

Actualmente existen más de 30 millones de vehículos españoles asegurados y sólo en España cada año se producen cerca de 2 millones de accidentes con casi 4 millones de vehículos accidentados.

Con el objetivo de poder gestionar estos siniestros de las manera más eficaz y rápida, desde enero de 1988 las entidades españolas utilizan los criterios incluidos en el Convenio de Indemnización Directa Español (CIDE), para determinar qué vehículo es el culpable.

El convenio CIDE es un acuerdo al que actualmente ya se someten todas las compañías aseguradoras que operan en España (Disposición final novena Ley 20/2015 de 14 de Julio, LOSSEAR) para determinar la responsabilidad de un accidente.

El objeto de este convenio es acelerar la liquidación y pago de los daños causados exclusivamente a los vehículos. Los presupuestos para su aplicación son:

  • Este convenio solo se aplica en aquellos accidentes de circulación que se produzcan por colisión directa entre dos vehículos.
  • Es indispensable que los dos vehículos estén amparados por el seguro de responsabilidad civil de suscripción obligatoria.
  • La aplicación del convenio sólo será posible cuando exista la declaración amistosa debidamente cumplimentada y firmada por los dos conductores.

 

Por tanto quedan excluidos de la aplicación del CIDE:

  • Los daños a los vehículos cuando no exista colisión directa.
  • Los daños cuando en el accidente intervengan más de dos vehículos.
  • Cualesquiera otros daños materiales ajenos a los propios de los vehículos o perjuicios originados en el accidente.
  • Los daños corporales

Para estos otros supuestos existe el Acuerdo Suplementario del Convenio de Indemnización Directa Español (ASCIDE) y el Convenio el Convenio de Siniestros Daños Materiales (SDM).

 

¿Y CÓMO FUNCIONA EL CONVENIO CIDE?

Muy fácil. La culpabilidad se determina de forma inmediata, con una tabla de culpabilidad, en función de las casillas que se hayan marcado en el parte amistoso para el vehículo A y para el vehículo B:

¿Qué es el CONVENIDO ASCIDE?

Son las siglas de Acuerdo Suplementario al Convenido de Indemnización Directa Español. Es un acuerdo complementario del Convenio de Indemnización Directa Español (CIDE) y de aplicación para aquellos siniestros que escapen del ámbito del mismo, fundamentalmente por el hecho de no haberse cumplimentado la Declaración Amistosa de Accidente de Automóvil, no ser válida ésta por carecer de alguno de los requisitos exigidos, o bien no porque no se ha podido determinar la culpabilidad según los criterios CIDE.

Al no existir Declaración Amistosa de Accidente o no ser la misma válida, los principios que establece el Convenido CIDE se complementarán con cuantos elementos objetivos se disponga: informe de la Autoridad, testigos, situación de los semáforos, etc.; es decir, siguiendo los criterios objetivos inspirados en el Código de la Circulación y demás disposiciones sobre esta materia mediante los cuales el Sector viene habitualmente resolviendo estas situaciones.

En casos de disparidad de versiones, los tramitadores tratarán de reconstruir rigurosamente los hechos de la forma más objetiva posible, partiendo de las versiones de los Asegurados y utilizando cualquier otra información que pudiera existir.

a) Si de esta reconstrucción se pudieran aplicar los criterios enunciados en el artículo 1, deduciéndose la culpabilidad de uno de los Asegurados, se actuará conforme a este Acuerdo.

b) Si de la reconstrucción no se dedujera la culpabilidad de ninguno de los Asegurados, se aplicarán, con carácter subsidiario de lo anterior, las Normas siguientes:

b.1. PREFERENCIA DE PASO, CEDA EL PASO Y STOP.- Se considerará siempre culpable al vehículo que se vea afectado por las limitaciones citadas no tomando en consideración los semáforos, ni las indicaciones de Agentes de Circulación, cuando se den versiones contradictorias y no exista ninguna otra prueba de valor superior (atestado, informe policial, etc.).

b.2. APERTURA DE PUERTAS EN MARCHA O PARADO.- Se considerará siempre culpable al vehículo que realice la apertura (incluso en el caso de que el Asegurado indique que ya la tenía abierta).

b.3. ADELANTAMIENTOS.- Culpable siempre el vehículo que presente los daños en el lado derecho; en este apartado se considerarán incluso las arrancadas en paralelo.

b.4. CAMBIO DE DIRECCIÓN O SENTIDO DE LA MARCHA.- Culpable siempre el vehículo que realice esta maniobra. En los casos de giro, será de aplicación la norma de tráfico de prioridad a los vehículos que se aproximen por la derecha.

b.5. VEHÍCULOS APARCADOS.- Culpable el vehículo que produzca la colisión con el aparcado, aun en el supuesto de que este último no se encuentre reglamentariamente situado.

b.6. SALIDA DE CALLEJONES (VÍAS CORTADAS: garajes, zonas de aparcamiento, recintos cerrados, etc.).- Culpable el vehículo que realice la maniobra de salida.

b.7. GIROS SIMULTÁNEOS. – Culpable siempre el vehículo que este más alejado del bordillo o borde de la calzada, según el sentido de giro.

b.8. INCORPORACIÓN A LA CIRCULACIÓN. – Generalmente culpable el conductor del vehículo que se incorpora a la circulación incluso aunque éste sufra los daños en la parte trasera.

b.9. MARCHA ATRÁS/ALCANCE TRASERO. – Culpable el vehículo que presente los daños en la parte delantera.

b.10. CAMBIO DE CARRIL/ALCANCE TRASERO. – Se determina la responsabilidad en función de la ubicación de los daños. (alcance=daños traseros/ cambio de carril= daños laterales).

b.11. INCORPORACIÓN/SALIDA DE ROTONDAS. – Culpable el vehículo que pudiera estar accediendo a la rotonda.

Estas “Normas” podrán ser objeto de modificación e incorporación de otras nuevas por la Comisión de Vigilancia y Arbitraje, a medida que las experiencias acumuladas lo aconsejen.

c) Si pese a la mejor disposición de los tramitadores y una vez agotadas al máximo las gestiones pertinentes, resultara imposible conciliar las respectivas versiones y, por tanto, aplicar los procedimientos estipulados en los puntos a) y b) anteriores, las Entidades Aseguradoras quedarán en libertad de actuación para la oportuna defensa de los intereses de los Asegurados y de los suyos propios.

 

Para mayor información a éste resumen se adjunta por completo el Manual de Criterios CIDE y ASCIDE. Hay que decir que este Manual es de única aplicación a la tramitación de siniestros de las entidades aseguradoras españolas pero que, en caso alguno, puede ser utilizado en relación con los asegurados, respecto a quienes rige punitivamente la LRCSCVM y la legislación vigente aplicable a este seguro.

(La aplicación de los convenios sólo vincula a las Entidades y no a los asegurados. Un asegurado puede no estar de acuerdo con la resolución del siniestro por convenio y acudir a la vía judicial a defender sus intereses).