En OFESAUTO venimos detectando que existe una cierta confusión, tanto en el sector como entre los propios asegurados, sobre si es necesario u obligatorio el hecho de facilitar y disponer del documento Carta Verde para poder circular por el extranjero.

Muchas compañías “por costumbre” vienen entregando éste documento tradicionalmente a sus asegurados, bien motu propio junto con el resto de la documentación del contrato de seguro o bien a petición del tomador.  Esto tiene que ver con razones históricas ya que hace años la Carta Verde era un documento imprescindible para poder viajar debidamente asegurado a cualquier país extranjero.

Pero desde la trasposición a nuestro ordenamiento de la Primera y Segunda Directivas Comunitarias del seguro de automóviles, la cobertura de responsabilidad civil está garantizada automáticamente y sin posibilidad de exclusión en todo el territorio del Espacio Económico Europeo y estados asociados al mismo (Andorra, Suiza y Serbia). Es decir, un contrato de seguro emitido en España garantiza sin necesidad de Carta Verde la responsabilidad civil en todos esos 38 países tal como lo establece actualmente el art. 4.1 del vigente Texto Refundido de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor

Puede ocurrir que en algunos países europeos (Portugal, por ejemplo) por su propia legislación interna la Carta Verde sea un documento que acredite la cobertura de seguro (como antiguamente ocurría en España con el recibo bancario que justificaba estar al corriente del pago). Pues bien, esta medida es únicamente válida y aplicable en ése país a sus propios vehículos nacionales, no a extranjeros comunitarios: la Carta Verde NO puede ser exigida a un vehículo español en ningún país europeo como documento acreditativo de seguro y por tanto no es necesaria para circular por ninguno de ellos.

Por tanto, a efectos prácticos la necesidad de una Carta Verde se limita a países ajenos al Espacio Económico Europeo que en el caso de España básicamente se trataría de Marruecos. Pero el hecho de que se necesite una Carta Verde para acceder debidamente asegurado a Marruecos no quiere decir que la compañía tenga la obligación de emitirla: la compañía que emite y entrega una Carta Verde está ampliando voluntariamente el ámbito territorial de su cobertura de RC a terceros países ajenos al EEE. (Si un vehículo no dispone de Carta Verde adquirirá un Seguro de Frontera nada más acceder a territorio marroquí)

Queremos recalcar éste aspecto puesto que muchas veces vemos que hay entidades aseguradoras que no son conscientes de que entregar la Carta Verde supone de facto ampliar el ámbito territorial de la garantía de responsabilidad civil. Si la compañía que facilita la Carta Verde es consciente de ello y ha tenido en cuenta este riesgo a la hora de determinar el cálculo de la prima, evaluación del riesgo, etc., no hay ningún problema, pero vemos que ésto no siempre es así y que la emisión de una Carta Verde se considera más un acto puramente administrativo o formal sin reparar en que se está ampliando el ámbito territorial de la garantía de responsabilidad civil.